La temperatura de confort en invierno

Nos encontramos en pleno invierno, con lo que los equipos de calefacción se encuentran en su máximo funcionamiento, con el consiguiente gasto en energía que supone.

Todos los años nos surge la misma duda ¿cuál es la temperatura óptima de calefacción? Siguiendo el consejo del IDAE (Instituto para la Diversificación del Ahorro y la Energía) recomendamos ajustar el termostato a 20-21ºC. Por cada grado que incremente la temperatura, aumenta el consumo energético en un 7% (al igual que las emisiones de CO2).

También se debe tener en cuenta el horario real de ocupación del edificio y apagarla cuando no esté ocupado. Si el edificio está vacío durante un número de horas elevado, se recomienda la sustitución del termostato normal por otro programable, en el que se pueden fijar las temperaturas en diferentes franjas horarias e incluso para fines de semana o días especiales.

A continuación exponemos 9 consejos ofrecidos por la guía práctica de la energía del IDAE para viviendas:

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA AHORRAR ENERGÍA Y DINERO EN CALEFACCIÓN

  1. Una temperatura de 21ºC es suficiente para mantener el confort de una vivienda.
  2. Apague la calefacción mientras duerme y por la mañana espere a ventilar la casa y cerrar las ventanas para encenderla.
  3. Ahorre entre un 8 y un 13% de energía colocando válvulas termostáticas en radiadores o termostatos programables, son además soluciones asequibles fáciles de instalar.
  4. Reduzca la posición del termostato a 15ºC (posición “economía” de algunos termostatos), si se ausenta por unas horas.
  5. No espere a que se estropee el equipo: el mantenimiento adecuado de la caldera individual le ahorrará un 15% de energía.
  6. Cuando los radiadores están sucios, el aire contenido en su interior dificulta la transmisión de calor desde el agua caliente al exterior. Este aire debe purgarse al menos una vez al año, al iniciar la temporada de calefacción. En el momento que deje de salir el aire y comience a salir solo agua, estará limpio.
  7. No deben cubrirse los radiadores ni poner ningún objeto al lado, porque se dificultará la adecuada difusión del aire caliente.
  8. Para ventilar completamente una habitación es suficiente con abrir las ventanas 10 minutos para renovar el aire.
  9. Cierre las persianas y cortinas por la noche: evitará importantes pérdidas de calor.