Mantenimiento

 

SCI realiza el mantenimiento de las instalaciones térmicas de sus clientes siguiendo las indicaciones  facilitadas por el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE), el nivel de uso de la instalación y las recomendaciones de los fabricantes.

Cada intervención a realizar obedecerá a los siguientes tipos de revisión:

 

Mantenimiento Preventivo

Revisiones y actuaciones periódicas con objeto de mantener el rendimiento de las instalaciones del cliente y detectar anomalías que puedan provocar una avería

Mantenimiento Correctivo

Intervenciones a demanda por deficiencias funcionales de la instalación.

Mantenimiento Modificativo

Correcciones en la instalación por deficiencias de la misma